TRAQUEOTOMÍA

¿QUE ES UNA TRAQUEOTOMÍA?

La traqueotomía es un procedimiento médico en el que se hace un corte en la tráquea, que es el tubo que lleva el aire desde la nariz y la boca hasta los pulmones. La traqueotomía se realiza a menudo en casos de emergencia, como cuando una persona tiene obstrucción de las vías respiratorias o necesita respiración asistida.

El propósito de la traqueotomía es mejorar el flujo de aire a los pulmones y evitar el daño en los tejidos de la vía respiratoria. También se puede realizar una traqueotomía para facilitar el drenaje de secreciones de los pulmones y prevenir infecciones respiratorias.

La traqueotomía se puede realizar de manera ambulatoria o durante una estadía hospitalaria. Después del procedimiento, se coloca un tubo en la tráquea para mantener abierto el paso de aire y se realizan cuidados de enfermería para asegurar que la herida esté limpia y libre de infecciones. Con el tiempo, el tubo se puede retirar y la tráquea se cerrará por sí sola.

¿CÓMO SE HACE UNA TRAQUEOTOMÍA?

La traqueotomía se realiza generalmente en un entorno hospitalario bajo anestesia general. El procedimiento dura alrededor de 30 minutos y se realiza siguiendo estos pasos:

  1. Se pone al paciente en posición supina (tumbado boca arriba) y se le coloca un monitor cardiaco y otro de oxígeno en la sangre.
  2. Se aplica una anestesia local en el área del cuello donde se realizará la incisión.
  3. Se hace un corte en el cuello, justo debajo de la laringe (la caja de resonancia de la voz).
  4. Se inserta un tubo de metal o plástico a través del corte y se coloca en la tráquea.
  5. Se cierra la incisión con puntos de sutura y se coloca una venda en el cuello para proteger el tubo.

Después del procedimiento, el paciente se mantiene bajo observación en el hospital durante un tiempo y se le administran medicamentos para prevenir infecciones y dolor. El tubo se mantendrá en su lugar hasta que se haya recuperado de la anestesia y pueda respirar por sí mismo. Luego, se puede retirar el tubo y se cerrará la incisión por sí sola. Es posible que el paciente necesite terapia física y rehabilitación para recuperar la fuerza y la capacidad respiratoria después de la traqueotomía.

PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA

La traqueotomía es un procedimiento médico que se realiza cuando se necesita un acceso directo a la tráquea (la vía aérea principal del cuerpo) para poder respirar. Algunas cosas que puedes hacer para prepararte para la cirugía de traqueotomía son:

  1. Hablar con tu médico: Asegúrate de que entiendas el procedimiento y los motivos por los que se te ha recomendado. Si tienes preguntas o inquietudes, no dudes en plantearlas a tu médico.
  2. Sigue las instrucciones del médico: Tu médico te dará instrucciones específicas sobre cómo prepararte para la cirugía, como dejar de tomar ciertos medicamentos o no comer ni beber durante un período de tiempo antes de la cirugía. Es importante seguir estas instrucciones al pie de la letra para reducir el riesgo de complicaciones.
  3. Planifica tu recuperación: Piensa en cómo te sentirás después de la cirugía y cómo te afectará esto en tu vida diaria. Puede ser útil tener a alguien que te pueda ayudar durante el proceso de recuperación.
  4. Haz preguntas: Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre la cirugía o tu recuperación, no dudes en preguntar a tu médico o al equipo médico. Es importante que te sientas cómodo y seguro durante todo el proceso.

¿QUÉ ESPERAR DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

La traqueotomía se puede realizar de manera abierta o cerrada.

Si se realiza de manera abierta, se hace un corte en el cuello y se inserta un tubo a través del corte y en la tráquea. Si se realiza de manera cerrada, se hace un pequeño orificio en el cuello y se inserta el tubo a través del orificio y en la tráquea.

En ambos casos, el tubo se deja en el lugar durante un tiempo para permitir que la persona respire. Después de la cirugía, es normal sentir dolor y molestia en el cuello durante unos días. También es normal tener dificultad para hablar y tragar al principio.

Es importante seguir las instrucciones del médico sobre cómo cuidar el tubo y cómo cuidar de uno mismo durante la recuperación. La traqueotomía puede ser un procedimiento temporal o permanente, dependiendo de la situación del paciente. Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre la traqueotomía, no dudes en preguntar a tu médico.

CUIDADOS O TERAPIAS QUE REQUIERE UNA TRAQUEOTOMÍA

Después de una traqueotomía, es importante seguir cuidadosamente las instrucciones del médico y del equipo médico para asegurarse de que la recuperación sea lo más rápida y sin complicaciones posible. Algunos cuidados y terapias que es posible que se te recomienden después de una traqueotomía incluyen:

  1. Cuidado del tubo de traqueotomía: Tu médico te enseñará cómo cuidar del tubo de traqueotomía y cómo asegurarte de que esté limpio y en buenas condiciones. Es importante seguir las instrucciones del médico al pie de la letra para reducir el riesgo de infecciones.
  2. Fisioterapia: Es posible que se te recomiende hacer fisioterapia para fortalecer los músculos de la garganta y mejorar la capacidad para tragar y hablar.
  3. Terapia ocupacional: La terapia ocupacional puede ayudarte a aprender a hacer las actividades diarias de manera segura y eficiente con el tubo de traqueotomía.
  4. Cuidado de la piel: Es importante asegurarse de que la piel alrededor del tubo de traqueotomía esté limpia y seca para evitar infecciones.
  5. Seguimiento médico regular: Es importante seguir asistiendo a citas médicas regulares para asegurarse de que todo está en orden y hacer ajustes en el tratamiento si es necesario.

Es importante recordar que cada persona es diferente y que los cuidados y terapias necesarios después de una traqueotomía pueden variar dependiendo de la situación del paciente. Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre los cuidados o terapias que debes seguir después de una traqueotomía, no dudes en preguntar a tu médico.

 

TRAQUEOTOMÍA PEDIÁTRICA

Los niños pueden necesitar una traqueotomía por una variedad de razones. Algunos casos en los que los niños pueden necesitar una traqueotomía incluyen:

  1. Obstrucción de la vía aérea: Si un niño tiene obstrucción de la vía aérea, es decir, si tiene dificultad para respirar debido a un bloqueo en la tráquea, puede necesitar una traqueotomía para proporcionarle una vía de aire directa.

  2. Problemas respiratorios crónicos: Algunos niños tienen problemas respiratorios crónicos, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que pueden requerir una traqueotomía para ayudar a mejorar la respiración.

  3. Problemas neurológicos: Algunos niños con problemas neurológicos, como parálisis cerebral o enfermedad de Lou Gehrig (ELA), pueden necesitar una traqueotomía para ayudar a mantener una buena respiración.

  4. Cirugía de la cabeza o el cuello: Si un niño necesita una cirugía en la cabeza o el cuello, puede necesitar una traqueotomía temporal para ayudar a mantener una buena respiración durante y después de la cirugía.

Es importante recordar que cada caso es diferente y que la necesidad de una traqueotomía dependerá de la situación individual del niño. Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre si tu hijo puede necesitar una traqueotomía, no dudes en preguntar a tu médico.

Ir arriba